Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts

MEJOR ES HACERLO...QUE DECIR QUE LO HARÁS

November 15, 2017



Mateo 21:28-30
Pero ¿qué os parece? Un hombre tenía dos hijos, y acercándose al primero, le dijo:
Hijo, ve hoy a trabajar en mi viña. Respondiendo él, dijo: No quiero; pero después, arrepentido, fue. Y acercándose al otro, le dijo de la misma manera; y respondiendo él, dijo: Sí, señor, voy. Y no fue.

A la luz de esta parábola podemos reflexionar sobre tres aspectos para aplicar a nuestra vida y ser bendecidos en todas las áreas. 

El primer aspecto es la importancia de obedecer y de hacerlo sin demora, ya que de esta forma no solo recibiremos la bendición sino que esta llegara prontamente a nuestra vida. 

Cuando Dios te mande a realizar un cambio personal, una tarea ministerial o algún desafío familiar no dejes de asumir el compromiso y de actuar cuanto antes en consecuencia.

Si bien el primer hijo, a pesar de haberse negado, terminó yendo, igual por un tiempo estuvo en rebeldía y perdió la bendición de haber actuado prontamente.

El segundo aspecto está vinculado a la incapacidad que tienen muchas personas a la hora de sostener sus decisiones y de esta forma limitar su crecimiento.

En el caso del segundo hijo respondió que sí iría pero terminó no yendo, la bendición no llega a nuestra vida solamente por lo que decidimos hacer sino cuando verdaderamente lo hacemos.

Por eso creo que en este tiempo, además de pedir decisiones, necesitamos pedir acciones para que las cosas se concreten verdaderamente.

El tercer y último aspecto está vinculado a la oportunidad, la cual está siempre a tu alcance ya que Dios siempre está abierto a tu cambio de comportamiento.

Sea cual sea tu situación, si has rehusado a hacer algo que Dios te ha indicado, hoy podés terminar haciéndolo.

Por otro lado si te comprometiste a obedecer a Dios en algo, y no lo hiciste, hoy también podes ponerte a cuenta con el Señor. 

No te olvides de aplicar esto en cada área de tu vida y también a los compromisos que asumís con los demás. 

Yo bendigo tu vida para que en este tiempo no solo puedas decir, sino también hacer lo que Dios te ha indicado y aquello a lo cual te has comprometido.

Que el Señor te bendiga siempre...! 

Pastor Víctor & Carolina Amador

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags